domingo, 30 de noviembre de 2014

Claves del Toledo medieval

Una cosa que sorprende del mito de las Tres Culturas, es cómo una ciudad puede ser a la vez : Ciudad de las Tres Culturas, de la Tolerancia y de la Reconquista.          

Hay algo extraño, y vamos a intentar desentrañar una respuesta. Nuestro Príncipe de las Letras, Miguel de Cervantes, ya nos habló de como en la alcaná de Toledo, en unos viejos cartapacios escritos en caracteres arábigos, encontró un viejo manuscrito que hizo traducir por un morisco aljamiado. El morisco tradujo de esta forma la obra de Don Quijote escrita por Cide Hamete Benengeli, historiador arábigo.

Toledo es una plaza fuerte, se quiere inexpugnable, puentes fortificados, murallas, puertas de la ciudad, puestos de defensa, torres albarranas... todo en ella nos dice que tomar Toledo es decapitar España. Desde que es conquistada en el año 1085, todas las incursiones en al-Andalus,se dirigen y gestan desde Toledo. Allí se organiza la Cruzada ibérica, en la que se reunen los príncipes cristianos  de la Península y muchos extranjeros, con los que se derrotarán a los almohades en la batalla de las Navas de Tolosa.

El Toledo medieval, y concretamente el de los siglos XII y XIII, es profundamente complejo. Una ciudad casi siempre en guerra, es a la vez un simbolo de tolerancia. Esta paradoja sólo puede darse en Toledo. Una población heterogenea, variada en forma etnica, cultural y religiosa, donde conviven minorías religiosas protegidas, como musulmanes y judíos, y grupos cristianos como mozárabes, castellanos, gallegos, francos y conversos. Y si bien nunca la relación es perfecta se crea un modus vivendi al que llaman tolerancia o convivencia.

Ya desde Sánchez Albornoz , se dice que este fenómeno es único en el mundo y se da sólo en la España Medieval, de una forma simultanea en un periódo de Reconquista y repoblación. Y es que se usaba a los propios moros para ocupar el territorio recién reconquistado y de paso se daba la bienvenida a comunidades judías.

La convivencia o tolerancia se va dando bajo la forma de un estatuto otorgado por los propios gobernantes que desean esa coexistencia. Alfonso VI, hará honor a su título de imbiratur du-l-millatayn, o lo que es lo mismo emperador de las dos religiones. Título copiado a los jefes del Oriente abasida, "Jefe de las Dos Espadas". Por su parte Alfonso VII, cuando entra en Toledo en 1139, pide que le acompañen sus juglares y musicos cristianos, sarracenos y judíos. El se hace llamar "el emperador de las tres religiones". Fernando III el Santo, en su tumba en Sevilla, hará que se grabe un epitafio en árabe, hebreo y castellano.

Y si,,. podemos decir que en España se convivió durante muchisimos años y que fue el lugar donde más tardiamente apareció la intolerancia.

Toledo será el puente entre Oriente y Occidente. Los traductores toledanos permitiran que las obras de Euclides, Tolomeo, HIpocrates, Galeno, Aristóteles, y las clásicas griegas y latinas lleguen a Europa a través de España. Y será precisamente este impulso cultural el que permita que aparezcan las universidades de Salerno, Bolonia, Padua, Montpellier...

La ciudad de Toledo en su afan por vivir en paz, se convierte en lugar de cultura, y es una época brillante. El brillo nace del respeto que surge entre ellos y el propio reconocimiento de su dignidad original y única.

Toledo demuestra que de la amalgama de pueblos y un dialogo mutuo surge el enriquecimiento colectivo, aunque puedan surgir problemas de coexistencia, cuando alguien se salta las reglas.

Y aunque mucho de lo que se diga sea mito, Toledo es un faro, una de esas ciudades que dan alimento al alma.

viernes, 21 de noviembre de 2014

Mis raíces judías... Judíos en Al-Andalus II




Mi padre nació en la Puebla de los Infantes, un bonito pueblo de la Sierra Norte de Sevilla. Aunque la casa familiar estaba en Peñaflor (Sevilla). En el pueblo hay leyendas y tradiciones que hablan de la "tierra de los puros". Algún día contaré la experiencia paranormal que vivió mi padre en el castillo templario cuando era chico. 

 Por su parte, mi madre, nació relativamente cerca. Ella nació en Azuaga, un pueblo extremeño en la frontera sur de Badajoz con las provincias de Córdoba y Sevilla, aunque sus tatarabuelos, eran pasiegos y procedían de un pueblo pasiego llamado Udalla, al que a sus gentes les llamaban "templarios". Es curioso porque mi madre tiene canciones y dichos que son cantabros, y formas de ver la vida que son legitimamente del norte. Eso que llaman memoria genética.

 Ambos pueblos tenían, como muchos de España, su judería y su morería.

La judería de Peñaflor, era ya conocida en tiempos romanos y fue importante hasta la expulsión de moriscos. La mayoría de los "izquierdo" y "sánchez"  de la zona, así como otros apellidos, son descendientes de judios conversos.

Muchos historiadores andaluces, creen o al menos no niegan a priori, que pudiera ser cierta esa presencia judía desde tiempos salomonicos, pero lo que sin duda es cierto es que  en la Diaspora del año 70 d.C, los judios emigraron masivamente a la Galia e Hispania. Uno de esos puntos donde en esa migración masiva los judíos hicieron parada es el pueblo de Peñaflor.

Los israelitas que vinieron a Hispania, se vanagloriaban de ser "rabanitas", es decir descendientes directos de Yehuda el Santo, o Gamaliel ( el maestro de San Pablo).  Los judíos de lo que luego sería Al- Andalus, presumían de haber traído a la Hispania romana, las razas de las tribus de Leví y Judá. Ahí es nada, las tribus de los Sumos Sacérdotes y los Reyes de Israel.

Ya desde los años 60 en que los restos arqueológicos precisaron que desde el siglo IX a. C, hubo presencia de fenicios en Andalucía, lo de la historia de Salomón y Tarsis, no parece tan descabellado.
Incluso antes de esas fechas hubo negocios con ellos, bajo la forma del karum o muelle  comercial mesopotamico. Este tipo de muelle dependía de dos socios, uno el capitalista que solía ser un principe o templo importante y el ejecutor comercial. De esta forma, Salomón pudo ser perfectamente un socio capitalista y Jiram de Tiro, su contemporaneo, el ejecutor comercial.

En el 160 antes de nuestra era, Jasón jefe de la delegación judía enviada a Roma, habla de los judíos de Sefarad, donde tienen puesto sus ojos los romanos por la riqueza de sus minas en oro y plata., especialmente las de la Baja Andalucía.

En Adra, un pueblo de Almería, se ha encontrado el vestigio judio material más antiguo de la Peninsula. Una lápida perteneciente a Salomonula, una niña judia que se cree pertenece al siglo III de nuestra era. 

Dado la rapidez con que surgen importantes aljamas en Andalucía, tras la expulsión de los judíos por Tiberio de Israel, no es inverosimil pensar en que ya había colonias judias en las ciudades hispanas.

La judería de Hispalis (Sevilla), si no fue la más antigua de Hispania, si estuvo entre las más antiguas. Hispalis, era un lugar clave en la Península, tal y como supo Escipión que  hizo de ella su  capital. Para engarce de la corona sevillana, Hispalis, significa la ciudad del Occidente, en ibero, donde ili, significa ciudad, Spa... Occidente.

Muy pronto los judíos, fueron atraidos por la ciudad que dió nombre a Hispania. En tiempos visigodos, las ciudad más poblada era Sevilla, debido a su caracter comercial e industrial. Era el lugar donde se gestaba la cultura que luego influía en los Concilios toledanos. Al menos esta era la opinión del Prof. Mario Mendez Bejarano. Ciertamente la belleza de las sinagogas de Sevilla, debía ser grande. Y sólo hace falta seguir la Al- Dhabi, que cuenta como el conquistador  Abd-Al- Aziz, tras su boda con Egilona, la reina visigoda viuda de Rodrigo, fijaron su residencia en Sevilla, en una sinagoga de la ciudad.  La comunidad judía fue muy importante tanto en las costas andaluzas como en los valles del Genil y Guadalquivir durante los primeros siete siglos de nuestra era.

Las comunidades más importantes estaban en Écija, Córdoba, Alcalá del Rio, Lucena, Sevilla, Peñaflor, y ya en época visigoda, será Granada, la Garnata-al-Yahud ( Granada de los judíos), la que se convierta en un enclave judío de máxima importancia. 

Es sin duda en estas ciudades y pueblos donde nacerá el estilo de vida sefardita, tan diferente del resto de los judíos europeos.


La presencia judía en Andalucía fue escamoteada o relegada por el legado árabe tan presente en aquellas tierras. Pero de los siglos IX, al XII, será en Andalucía donde exista la mayor población judía de Occidente. Y será en Sevilla, en el año 1391, donde comenzó la oleada de disturbios antijudíos que se sucedieron en las aljamas de toda España. Y fue en Sevilla, donde en 1481, comenzó la labor de la Inquisición, quemándose a más de 700 judíos, lo cual propició la conversión de miles. En 1483, se expulsó a los judíos andaluces del Reino . 
Es más,  hubo judios hasta el siglo XVIII, pues hubo rebrotes de criptojudaismo hasta la época moderna, con la inmigración de judios "conversos" procedentes de Portugal que previamente habían partido de Andalucía hacia tierras lusas. Y será en Sevilla, tras Ceuta y Melilla, donde se asienten los primeros judíos que al amparo de la constitución de 1869, procedentes de Marruecos se asentarán. De esta forma junto a Sevilla, hay comunidades judías en Málaga, Torremolinos, Benalmádena y Marbella.




domingo, 16 de noviembre de 2014

La historia y la leyenda del Rey Rodrigo



La Reconquista es uno de los episodios de la Historia Universal más fascinantes y ocurrió aquí, en España. En el anterior post vimos como el Dux de la Bética, Rodrigo, usurpa el trono y como todo se va poniendo en contra de los godos. La avaricia de los nobles y sus intereses personales, la pobreza del pueblo atacado por enfermedades, hambrunas y un clima que provoca malas cosechas.

La moneda se va devaluando...y Rodrigo tiene en contra suya a un clan pro-witizianos, que apoyan al hijo bastardo de Witiza como rey legitimo, ya que este antes de morir, hace una Ley sobre la sucesión de la Corona para que esta sea hereditaria.

El Reino Visigodo de Toledo abarca desde los años 507 al 711, dos siglos en que aquel puñado de 200.000 soldados someten y fusionan a la sociedad hispanoromana. Se expanden sobre todo en el triángulo Palencia-Toledo-Sigüenza , seguido de la Rioja y la Bureba.  Este triángulo es lo que se denominará Campos Goticos. Y es donde su influencia es máxima, en cuanto a la cultura goda, ya  que el resto de la Península seguirá teniendo un caracter más hispanorromano. Aunque esto no quita que  tengamos restos visigodos de interés en Galicia, Portugal, Andalucía, Extremadura, Cantabria y siguen apareciendo necropolis...

 Este momento histórico es un paisaje conflictivo, porque los godos están al principio en guerra contra los suevos y francos, luchando diplomaticamente con los bizantinos, con la nobleza hispanorromana, los terratenientes.... y entre ellos la lucha es feroz por el poder y cada poco tiempo cae un rey asesinado.Van consiguiendo la unión de un territorio y su sociedad a través de leyes y matrimonios mixtos, y cuando tienen esbozada esa nación. El clima se pone en su contra... hambrunas, que logran desestabilizar la sociedad. Pero sobre todo son los propios godos quienes se ponen en contra de ellos mismos. La nobleza, dueña de las tierras más fertiles, se opone al poder de Rodrigo, ya que desde Wamba, están divididos en  dos facciones. Y realmente Witiza, al asociar a la corona a su hijo Agila, se está pasando por el arco del triunfo la base de sus instituciones: la monarquía electiva. Así que la facción opuesta a Witiza, corona al noble Rodrigo y el reino entra casi en una guerra civil por ello.

Agila, y sus partidarios, controlan el norte y el este, y Rodrigo y su facción,  el sur y el oeste. Y es entonces cuando la facción de Agila, tiene la brillante idea de pedir apoyo a los musulmanes que están al sur de Gibraltar. El encargado de hacer la petición es el Obispo Oppas, titular de Toledo. A este Oppas, le volveremos a ver en el episodio de Covadonga.

Conde don Julián
Además entra en la función, el conde Don Julián, Gobernador de Ceuta. Porque que quede ya claro que Ceuta, ya era goda y española ya en aquellos tiempos.

Y aquí, es donde debemos dejar los libros de historia y escuchar lo que cuentan las leyendas españolas, Crónicas y Cronicones.

Parece ser que don Julian, estaba resentido y más que enfadado con D. Rodrigo, porque este había seducido (o violado según quien cuente la historia) a su hija Florinda, que vivía en la corte toledana.
Esto es legendario, pero lo que si sabemos cierto es que el conde Don Julián, era hombre de máxima confianza de Witiza, es decir de la facción oponente a Rodrigo. Además el conde se llevaba muy bien con sus vecinos musulmanes, especialmente con los generales de la zona de Tanger, Muza y Tarik.  Don Julián costea el desembarco de tropas musulmanas en la Península, y en un primer intento son derrotadas por Rodrigo, en Algeciras.

Laguna de la Janda, donde se dice que fue la batalla de Guadalete.
Pero no sabemos bien como, el 30 de abril del año 711, Tarik acompañado de 7.000  hombres, entra en España, desembarcando en lo que hoy llamamos Gibraltar ( Yabal Tarik, "montaña de Tarik") y se presenta a orillas del río Guadalete en lo que hoy llamamos el Puerto de Santa María. Rodrigo, sale lanzado desde Pamplona hacia el sur, y los godos hacen frente común contra el invasor, y así llega al campo de batalla con 40.000 hombres, frente a los 12.000 musulmanes que eran una avanzadilla del apoyo que el Califa de Damasco, envía a Muza.
Ermita de la Virgen de España, en Huelva


 Lo que no se espera nadie es que en ese momento los pro-witizianos, rompan filas y se lanzan junto a los musulmanes  contra Rodrigo quedando con los flancos descubiertos y en número inferior. Aquello es un desastre y aunque la batalla es una de las más duras que ha habido en nuestro páis, las huestes de Rodrigo, saben que luchan para morir. La caballería berebere, hace estragos, contra los soldados a pie de Rodrigo. El sequito de caballeros de confianza, los espatarios, la guardia de corps, sucumben casi por completo. Y aquí vuelve a darse un misterio porque hay tres versiones, una nos dice que el cádaver de Rodrigo se encontró días después, aguas abajo en Andalucía,  otra versión nos dice que un contingente escapa y vuelve a plantar cara por la zona de la Sierra de Francia de Salamanca, y ciertamente existe una tumba en Viseu (Portugal), en la frontera con Salamanca que reza "Aquí descansa don Rodrigo, rey godo". La tercera versión , cuenta que malherido y perseguido por Muza, muere en tierras onubenses siendo enterrado en lo que hoy es la Ermita de la Virgen de España, en Sotiel.
Iglesia de de Sao Miguel do Fetal, Viseu (Portugal)
Apenas unos meses después, llegan otros 18.000 hombres para apoyar a Muza, que se dirige a Toledo, aunque Toledo no caerá hasta el año 714, acto seguido, casi toda la Península.

Por su parte Agila, fue reconocido como rey por los witizanos, pero encontraron un obstáculo y es que este, sería rey si los moros lo aprobaban. Y los moros decidieron, no ponerle las cosas fáciles. Agila va hasta Toledo a pedirle su venia a Tarik, el cual se lava las manos y le remite a su jefe político Muza, el cual también se lava las mano y le envía a Damasco a que hable con el Califa. Y hasta allí va Agila, Parece ser que el Califa le trata bien, aunque apenas se sabe más, unas crónicas dicen que tal vez regresó rico a España y fue un rey títere en el norte peninsular. Otros dicen que jamás volvió y que los pocos fieles a Rodrigo, se dirigierion al norte a refugiarse. Entre los supervivientes estaba un espatario, de nombre Pelagio. 

Un espatario, era el porta espada, y un hombre de máxima confianza, algo así como el alférez real, y todo apunta a que ese Pelagio es el Pelayo de Covadonga.

Los moros desde la batalla de Guadalete, aprovechan que los godos están despistados con la coronación de su nuevo rey, y aprovechan para dividirse en tres ejércitos . El primero toma Granada, y Malaga, el segundo irá a Écija, Sevilla y el tercero se encamina a Toledo y Alcalá de Henares para impedir la huida de los godos con el Tesoro Real.

Y claro, surgen preguntas... ¿sólo las huestes de Rodrigo, se opusieron a la invasión?. Pues si, asi fue, ya que los witizianos los creían amigos, y si a esto sumamos el apoyo de los judíos, hasta la coronilla de las leyes opresoras godas, pues está claro que a los moros se les habían abierto las puertas para hacerse con el Reino. Y tristemente así lo hicieron con apenas 60.000 hombres, que es la cantidad de soldados que vinieron desde Damasco y Norte de África en todo el siglo VIII.

Tanto Tarik, como Muza, murieron olvidados en Damasco, parece ser que el Califa pensaba que no le habían entregado el tesoro que el esperaba.




viernes, 14 de noviembre de 2014

Visigodos II: El Reino de Toledo y su caída.

 A pesar de lo que se decidió en el IV Concilio de Toledo sobre la sucesión, las decisiones no fueron respetadas y allá por el año 642, los nobles se sublevaron sobre la sucesión monárquica y eligieron a Chisdanvinto como nuevo rey. Las revueltas no habían cesado desde el reinado de Recaredo, por el tema religioso y esto provocó una crisis económica en Hispania que a su vez desestabilizó a la Monarquía. Debido a ello Chindasvinto, tuvo que reorganizar la administración del Estado y para ello usó las fuerzas militares. A todo aquel que entorpecía sus medidas políticas,  o estaba en su contra se le desterraba o asesinaba. Tras esto decidió crear una ley contra la traición, y exigió a sus súbditos obediencia mediante juramento la nueva ley. De esta forma apagó conspiraciones y sublevaciones. El juramento se puso en práctica en el VII Concilio de Toledo. El siguiente paso era revisar el Código de Leovigildo, pero la muerte se lo impidió y fue su hijo Recesvinto quien siguió con la reforma jurídica para restaurar la monarquía hispano-visigoda.


En el VIII Concilio de Toledo, se aprobaron las nuevas 510 leyes revisadas que componían el Flavius Chindasvintus Rex y Flavius Reccesvintus Rex. Esta legislación sobre todo era dura con todo tipo de herejías, y con la confesionalidad judía, a los que prohibió practicar cualquier rito y participar en la sociedad católica.

El reinado de Recesvinto fue largo y trajo consolidación y paz al Reino, por ello se incrementó la actividad cultural, arquitectónica y artesanal. A este periodo pertenecen las iglesias de San Juan de Baños, San Pedro de la Nave y Quintanilla de las Viñas. Tambien los talleres aúlicos de Toledo elaboraron joyas, coronas votivas y cruces procesionales donde se podía comprobar las conexiones del Reino de Toledo con los talleres aúlicos bizantinos, sin perder la personalidad germánica. El Reino era rico y ello se demostraba usando oro de primera calidad y piedras preciosas. Este es un momento de prosperidad y la monedad visigoda, el triente pesa 1,516 grs. y es de oro de 18 kilates. En el reinado de Witiza, bajará a 1,46 grs, y en el de Wamba será de 1,25 grs, y el oro será de 10 kilates.

Wamba, será el sucesor de Recesvinto y será proclamado en una elección general, su vida es recogida en  Historia Wambae Regis, escrita por Julian que fue Obispo de Toledo. Parece ser que este rey tuvo que enfrentarse a uno de los peores momentos del Reino de Toledo. Tuvo que enfrentarse a los vascones y  no había llegado a aquel territorio cuando tuvo que ir a someter a los rebeldes de la Septimania. Sus propios generales que enviaba a acabar con la revuelta en Narbona decidieron dar un golpe apoyando al dux Paulo que quiso apoderarse del trono en el año 673, y se proclamó rey en Narbona. Wamba tuvo que salir desde Cantabria hacia Barcelona, de allí a Gerona, y atravesó el Pirineo, donde acabó con la sublevación, ya en Toledo, puso en marcha una Ley que afectaba al ejército y la población civil de obediencia y rapidez en las peticiones de apoyo al poder real.



No todo fue malo en su reinado y los intercambios comerciales con la Galia y Britania se incrementaron en su reinado. En un momento dado sin saber por qué, Wamba enferma y creyendo que iba a morir abdica en Ervigio, luego se recupera, pero no se le deja recuperar la corona, en la Crónica de Alfonso III, del año 900, se dice que la enfermedad grave que le aquejaba había sido un envenenamiento planeado por Ervigio con herbam cui nomen est spartum. Ervigio fue rey, pero tuvo que someterse a todos los deseos de la nobleza y el clero. Ervigio fue un perseguidor sin piedad de judíos, incluso por el obispo Julian de Toledo, que aunque sus padres eran cristianos su familia era de procedencia judía. Las leyes tomadas por Ervigio, nos hablan de que las clases bajas visigodas comienzan a cansarse de abusos de la nobleca y se rebelan. Su sucesión quedó en manos de su yerno Egica. Este hizo leyes para afianzarse como un Rex Deus, y darle un caracter sacral a su trono, cuyo origen era divino. Egica siguió con duras leyes contra los judíos. El hambre que asoló por malas cosechas a la Península y la peste de la Galia.

Su hijo Witiza, tuvo mejor suerte y comenzó el reinado con mejores cosechas, en la elección a nuevo Rey, la nobleza pidió que fuera la corona para su hijo, pero el Dux de la Bética, Rodrigo, usurpó el trono y se proclamó rey.

Conspiraciones y corrupción en el ejército, revueltas de las clases bajas, son las principales causas de la caída del Reino. Luchas de la nobleza, problemas eclesiásticos que querían tener demasiado poder sobre el Estado, todo esto aderezado de peste, plagas, epidemias, debilitaron a la sociedad hispano-visigoda, de entre finales del siglo VII y principios del siglo VIII. Junto a Rodrigo "El Usurpador", reinaba Akhila, hijo bastardo de Witiza, que dominó la Tarraconense y la Narbonense, mientras Rodrigo era aclamado en la Bética. Akhila era apoyado por los pro-witizianos. La Crónica Mozárabe del año 754, escrita por un clérigo toledano que vivía en Córdoba, nos habla de un iudicium Dei, el motivo de la caída del Reino que se había corrompido en sus cimientos con intrigas provocadas por la avaricia y el ansia de poder mientras el pueblo se moría de hambre.


En próximos post, hablaremos de las leyendas sobre la caída del Reino de Toledo y como no de la Mesa de Salomón.


Ars Toletana, se pone en marcha

El final del siglo XI y principios del XII supusieron una época de florecimiento cultural para el islam amparado por la pax turca. Los turcos no entendían de disquisiciones teológicas que minaban el Islam, se limitarían a ser los garantes de una paz pública. En el mundo árabe durante el proceso que algunos han denominado como “indo-europeización de la ciencia clásica “, los textos clásicos antiguos habían sido traducidos primero al siriaco y, más tarde al árabe. De tal suerte que los conceptos científicos terminan mezclándose con la Astrología y la Magia. En el fondo la dilucidación de lo oculto enmascaraba una interpretación científica que necesariamente debía situarse fuera del marco teológico.

La traducción de trabajos del árabe y del hebreo al latín, supuso que el nombre de Toledo fuera sinónimo en la Edad Media del término antiguo de Magia, pasando a denominar a esta como “Ars Toletana” o “Scienctia toletana”. El mundo medieval constantemente nos recuerda como quienes querían emprender el estudio de las Artes Prohibidas debían estar previamente versados en el dominio de materias tales como la cosmología, las matemáticas , la geometría o la astronomía.

Cuando alguien quiere capacitarse para ser ingeniero acude a la Universidad; pero:

¿Dónde acudir para saber diferenciar el “esoterismo.com ” del esoterismo en su amplia significación?

¿Dónde acudir a la hora de adquirir unas mínimas nociones sobre el pensamiento heterodoxo que nos prevengan de tanto “frikismo ilustrado”?

¿Dónde aprender a elucidar que hay detrás de la engañosa tramoya mágico-supersticiosa para diferenciarlo de lo que erróneamente etiquetamos como “hermético”?

Para ello hemos creado la Escuela de Misterios “Ars Toletana”, intentando reeditar aquella otra mítica academia toledana. Obviamente esto solo era posible reuniendo a los especialistas más acreditados, y lo hemos hecho amenizando los talleres con una ruta singular y secreta y una cena de sabbath muy particular…..y lo hemos hecho en Toledo, donde aún queda esa atmósfera de antaño en determinados escenarios como la llamada Cueva de Hércules, en donde tenemos pensado impartir las clases.

Podeis ampliar la información en este enlace:




jueves, 13 de noviembre de 2014

Visigodos I: De Aquitania a Toledo

Fue Constancio, quien en nombre del Emperador Honorio, le concedió a los visigodos un nuevo estado, formado por algunas tierras de la Aquitania Secunda, Aquitania Prima, la Novempopulania, y la Narbonensis. Antes de la cesión tras el saqueo de Roma, ya habían conquistado Tolosa y Burdeos se les había entregado sin uso de las armas. Los romanos que habitaban en Aquitania por el foedus, tuvieron que pagar al ocupante godo dos tercios de sus pertenencias, en bienes y esclavos, pero los godos lejos de abusar pronto pusieron en marcha su aparato legal, al igual que harán más tarde en Hispania,  dejando a los romanos sus derechos. El foedus que se le entregó a los visigodos en Aquitania, era  a través del sistema de hospitalidad (hospitalitas), en el cual tras la sedentarización los soldados godos se convertían en propietarios de los dominios y de parte de los siervos protegidos. De esta forma los visigodos eran hospites, que se sometían a la Ley  del Imperio.
Cuentan las crónicas de la época, que Alarico era un rey nefasto, pero la verdad es que no se extienden demasiado sobre el tema, casi pasan de puntillas. De lo que si hablan largo y tendido es de como los visigodos perdieron la famosa batalla de Vogladum (Vouillé) ciudad próxima a Poitiers. Fue en aquel año 507, que la corte de Tolosa se traslada a la Narbona. La conspiración y plan premeditado para aniquilar el poderío visigodo de Tolosa, en el que se reunieron aliados del llamado Tractus Armoricanus, además de alanos, burgundios, romanos, dio la victoria al rey merovingio Clodoveo. El bautismo católico de Clodoveo en el año 498, consiguió aquellos aliados poderosos y simpatías contra los arrianos visigodos.

Alarico, fue el rey de uno de los reinos más poderosos de Europa y elaboró el Breviarium Alaricianum, o Lex Romana Visigothorum, un código de leyes tanto para los ciudadanos romanos como visigodos, ampliación de las creadas por Eurico. Estas leyes son la suma del Derecho Romano y el Derecho Germano, pero pese a esta gran obra legislativa, sus contemporaneos creyeron que Alarico fue negativo para su pueblo, ya que tuvieron que abandonar sus tierras, y tan sólo conservaron la Septimania y tuvieron que descender a Hispania e instauran su capital en Barcelona, en el año 526, siendo rey Amalarico.


A nivel arqueológico la presencia visigoda en la Galia  la encontramos en necropolis, esculturas funerarias muy ricas y hermosas  con gran herencia romana, por culpa de los talleres de Arlés, que darán como fruto talleres aún más ricos y complejos en Marsella, Narbona, Tolouse, y Poitiers. Y ya a partir del establecimiento de la corte en Toledo, llegaran esculturas genuinamente germánicas del arte aúlico toledano al norte del Pirineo. Estas obras se pueden ver en el Museo Lapidario de Narbona, o incluso obras como el friso de la iglesia de San Pablo-Sergio en Narbona que es muy semejante al friso de San Juan de Baños en Palencia, decoración que influirá en los musulmanes y que estos utilizaran en la Mezquita de Córdoba. 

Pero en lo que verdaderamente destacaron los visigodos de Narbona, es en el trabajo del metal, en adornos personales, de gran perfección, y finura, en los talleres septimanos.

Regnum Tolosanum destructum est, y por ello nace el Reino de Toledo, que se confina a las provincias romanas que constituyó Diocleciano a finales del siglo III, Baetica, Lusitania, Carthaginensis, Gallaecia, y Tarraconensis.

Emerita Augusta, cumplió un importante papel en la genesis del reino hispano-visigodo de Toledo, y fue un asentamiento aristocratico visigodo de primer orden, y Agila, intentó que fuera la capital, pero al final Leovigildo dejó claro que el mejor sitio para ubicar la capital del Reino, era Toledo. 

Es importante la época de transición a la muerte de Alarico II, con la tutela de los ostrogodos, ya que Teodorico el Grande de Ravena, era abuelo de Amalarico. El propio Teodorico dirige el ejército contra Gesaleico, cuando este ataca Barcelona, donde se habían refugiado los visigodos tras la caída de Narbona.

Teodorico el Grande, gobernó Hispania durante 15 años, hasta que su nieto alcanzó la mayoría de edad. 

Dice Pedro Palol:

Actuó como un auténtico soberano. Se apropió del tesoro visigodo, símbolo del poder de la monarquía y que los reyes llevaban incluso en sus desplazamientos. Bien es verdad, que lo acrecentó. Dispuso de las cosechas de cereales hispanos como tributo para Roma, y actuó hasta su muerte como un auténtico monarca en los territorios del reino visigodo.

Cuando muere Teodorico en el año 526, Amalarico suspendió el pago de tributos a los ostrogodos y recuperó el tesoro visigodo. además firmó un tratado con Atanarico, y dió fin a la superioridad ostrogoda, fijando las fronteras. A Hispania pertenecía toda la región del Rodano, así como la Septimania ( esta perteneció al Reino Visigodo  hasta su caída en el siglo VIII).

Amalarico se casó con la princesa merovingia Clotilde, con la muerte de Amalarico,muchas familias visigodas que aún vivían en la Galia, huyen hacia la Península. Teudis, uno de los generales ostrogodos enviados por Teodorico a España, y que se había convertido en un importante latifundista dió un golpe de estado y se coronó, pero fue asesinado por su propio general Teudiselo en el año 538. En Sevilla, es coronado Teudiselo, pero no pasaría mucho tiempo para que fuera asesinado, y se aclamará al pretendiente de sangre pura visigoda Agila, que se instaló en Merida. A Agila, le sucedió Atanagildo, godo de sangre noble que era apoyado por los católicos y nobles romanos, e incluso el emperador Justiniano le brindó apoyo.
.
Leovigildo, fue sin duda el gran creador del Reino de Toledo y fue un gran defensor del arrianismo como sello de identidad germánico ante los nobles hispano-romanos. Leovigildo tenía claro tres cosas: Quería la unidad territorial en una nación, unificación de la población permitiendo matrimonios mixtos de hispano-romanos con visigodos, y la unidad confesional bajo el arrianismo. Tras esto instauró un apárato aulico a la bizantina en Toledo, y creó ciudades como Recopolis. Los problemas más graves que tuvo que atajar son las rebeliones de la Betica, Tarraconensis y Aquitania, y la de su propio hijo Hermenegildo que se hizo católico. Tras un Concilio en Toledo, donde se reunieron obispos arrianos y católicos, los protectores de Hermenegildo le abandonaron, fue preso en Valencia y conducido a Tarragona donde le asesinó Sisberio.

Tras la muerte de Leovigildo en el año 586 con grandes avances en la unificación del Reino y su expansión, fue su hijo Recaredo quien consiguió la unificación, aunque de forma distinta.

Recaredo no vio en los bizantinos enemigos, pero si luchó contra los merovingios que rompieron los tratados, pese a que había abrazado la religión católica...También fue Recaredo el primer monarca que creó leyes antijudías en el Reino. Esta misma política fue seguida por Sisebuto y por Sisenando, los preceptos básicos se encuentran en el IV Concilio de Toledo del año 633, y los más drásticos en los cánones LVII, LXV, y LXVI. En el Canón LXV, al igual que en las leyes merovingias,se prohibió a los judíos tener cargos públicos por temor que tomaran medidas contra los cristianos.





En Toledo, la vestimenta típica germánica con grandes fíbulas ornamentadas y broches de cinturón se dejó por un atuendo más sencillo y del gusto mediterraneo, y en el arte hay influencia bizantina, por influencia de Bizancio, Leovigildo instituye la herencia dinástica en la sucesión del trono, con una concepción teocrática de la realeza.

Y por hoy aquí dejamos a los visigodos, en la próxima entrega tendremos la Edad de Oro del Reino de Toledo y la caída.

Arte visigodo: Caracteristicas (III)

Fue ya en el siglo VII, cuando se consolida la liturgia y su ordenamiento dentro del espacio templario en función de la tradición.

Resalta el respeto hacia el altar, prohibiéndose a los laicos acercarse a él. El diaconicum, o sacristía también fue prohibida a los laicos, y ministros menores ( que también tenían prohibido tocar los vasos sagrados). Sólo el obispo podía consagrar el altar de una iglesia. Se empezó a dignificar el altar, cubriéndolo con manteles, San Braulio de Zaragoza, pidió que esto se hiciera con gran pompa a la hora de vísperas. Se prohibió por completo el hacer la misa en casas particulares y sobre las tumbas de los difuntos.

Cerca de los altares, se empezaron a colocar los  grandes relicarios . El sagrario estaba en el templo pero no relacionado con el altar. Se usaban palomas para conservar la Eucaristía, una de hierro se ha conservado en el Museo Arqueológico Nacional de Madid.

Por desgracia de la arquitectura aúlica visigoda no nos ha quedado nada. Aunque tenemos referencias de  impresionantes basílicas en Mérida, y Évora, y las catedrales de Toledo y de Sevilla, construidas a la forma de los godos en sillería. En el norte de España tenemos las capillas subterráneas en la roca y algunas capillas rurales , y pequeños restos de monasterios en el área extremeña y toledana.

Hoy vamos a estudiar San Juan de Baños, templo del que dijo Schlunk: "Una de las creaciones más originales del arte visigodo, sin posible paralelo dentro y fuera de España". Por su parte Chueca Goitia, añadió, "Lo más interesante es la forma en que está concebido el espacio en forma de suma de pequeñas combinaciones de ambientes que se suceden estratificadamente. Esto es lo que en otras palabras se ha llamado espacio compartimentado, implica una relación con oriente". 

Es importante destacar el porche que tuvo al exterior San Juan de Baños al exterior, en los pies y lados. Este porche parece ser que existió en otras iglesias visigodas y asturianas. Del porche se dijo que era para refugio de peregrinos y caminantes pero hay otras teorías que apuntan a una utilidad litúrgica, concretamente Iñigo Almerch, habla de una liturgia sirio-bizantina o antioquena, que en determinadas partes de la misa contenía ritos procesionales antes de las lecturas además de la procesión de las ofrendas. De ahí que se necesitara más de una sacristía, y quizás para esto se utilizaran las habitaciones y el porche.

Frente al gran desarrollo de la arquitectura, destaca el poco avance de la escultura,  que se reduce a relieves decorativos. Y será San Pedro de la Nave, donde encontremos a fines del siglo VII, el primer programa iconográfico realizado por el Maestro de la Nave. Tenemos a Daniel entre los leones, que es facilmente reconocible pero además por si acaso con la epigrafía, DANIEL MISSVS EST IN LAQUM, otro capitel con el Apóstol Tomas y un libro titulado EMMANVEL, y otro personajes que es Felipe. Sabemos que la cueva es una cisterna porque contiene agua, y porque la palabra lacus se refiere tanto a fosa, como cisterna. Esta imagen nos habla de la salvación por el agua del cristiano, es decir el Bautismo. Los leones son los neófitos que reciben el agua purificadora, que reconocen en Daniel la figura del Cristo Salvador. Este capitel es complejo, Jean Marie Hoppe, habla de su exégesis eclesial y bautismal como de las más complejas de la época. Porque el bautismo comporta a la vez las ideas de muerte y resurrección. Y solo tenemos una relación iconográfica con una placa del siglo VI, encontrada en Berna.

Otro capitel nos dice VBI HABRAAM OBTVLIT ISAC FILIVM SVVM OLOCAVSTVM DONO, y es el momento dramático en que Abraham, levanta el brazo con el cuchillo para matar a su hijo Isaac, como si fuera un cordero en honor de Yavé. Aquí lo importante es la aparición de la mano angélica- Es una escena que prefigura el sacrificio de Cristo, de ahí la presencia en el altar cristiano. Las aves que picotean los racimos nos hablan del sacramento de la Eucaristía, indispensable para la salvación. Más extrañas son las imagenes tonsuradas de los apóstoles que aluden al IV Concilio de Toledo, y sus disposiciones para los eclesiásticos. 

Fontaine, habla de que los grafismos de esta iglesia estaban ya presentes en la España del siglo IV, es decir vinculado a una espiritualidad monacal y contemplativa anterior a la llegada de los visigodos. Y como siempre destaca la iconografía española y su originalidad frente al arte cristiano europeo, ya que en España no se perdió lo "popular".



miércoles, 12 de noviembre de 2014

Paseo por el Toledo de la Inquisición

Hablar de la Inquisición es hablar de una institución que abarca desde 1278 hasta su abolición definitiva en 1869. Como organización, la Inquisición española fue un modelo de organización y un ejemplo para cualquier estructura administrativa, con unos funcionarios muy escrupulosos que iban hasta más allá de sus fuerzas para cumplir su deber. Eso ya es mucho decir a su favor... y  nadie podrá discutirles ese merito.

La Inquisición nace, porque política y religión es decir,   el poder va de la mano y el origen del Santo Oficio, lo encontramos en esa Europa Católica que pretende tomar medidas contra los rebeldes cataros. Los cataros, pienso que les importaban en un principio un rábano a la Iglesia, pero cuando los señores dejaron de ir a sus iglesias para rezar en el campo y dejaron de pagar diezmos... eso ya fue otro cantar. Y el grito de Inocencio III, fue sonado porque proclamó la primera cruzada contra cristianos en Occitania. La cantera de los inquisidores se encontró entre los monjes mendicantes de reciente creación, es decir, dominicos y franciscanos que al no tener ya la proclama del "ora et labora" en el monasterio, pues podían ir de aquí para allá descubriendo herejes, brujas y lo que se les pusiera a tiro. El Santo Oficio se instaurará en el Reino en el año 1478, y se abolirá con las Cortes de Cádiz,  aunque Fernando VII, lo traerá de nuevo al Reino en un par de ocasiones.

La Inquisición Española pasó de matar gatos negros y pobres curanderas del medio rural, como el resto de Europa. Aquí lo que interesaba era afianzar una política "clerocratica",  como muy bien dice Juan G. Atienza en la que nadie fuera la que fuera, su talla social o intelectual podía escapar de su brazo. 

La Inquisición intervino en escritos, adulterios, curanderías, hechicerías de poca monta, negativas de comer cerdo, o el imperdonable descuido de no descubrirse ante el Viático. Todo acto cotidiano podía ser juzgado por aquella mano censora y neurótica, y todo hijo de vecino podía ser víctima de torturas horrendas, hasta la muerte que en ocasiones era un acto de clemencia.

 Recibir azotes públicos, quema de efigies, destierro, cárcel, galeras, penitencia pública... o simplemente te relajaban., era el pan de cada día.  La relajación era quemarte en la  hoguera, en vivo y en directo. Si abjurabas de tu pecado se te evitaba la lenta agonía de las llamas  con el garrote y se quemaba el cuerpo muerto. La verdad importaba un pimiento, sólo se buscaba la confesión del culpable. Aún así nuestra Inquisición mató muchísimo menos que los protestantes en Europa quemando a pobres mujeres acusadas de brujería.


Fue a raíz de trabajar en Entorno Toledo, que me interesé más seriamente en la Santa Inquisición, la brujería, y temas diableros. Ya que un buen día Julián Baños, me comentó que me preparara la ruta de la Inquisición.  Desde aquí recomendar la bibliografía de Juan Blázquez Miguel, Luis Rodríguez Bausa, Juan G. Atienza y Jesús Ávila, que toca el tema. En breve, también saldrá un libro de Ignacio Carmona que  ampliará la información que hasta ahora tenemos sobre este tema.

Lo de la Santa Inquisición, es para hacer exclamar apocrifamente al Quijote, con la Iglesia hemos topado, Sancho amigo, tal y como muy bien afirmaba el amigo Juan Blázquez.

Lo que hoy es Castilla la Mancha, se repartió  "inquisitorialmente", entre tres tribunales  a saber: Cuenca, Murcia y Toledo. Durante años apenas ha surgido bibliografía al respecto de Cuenca y Toledo. 

Fue Nuñez de Castro quien comentara que fue el Cardenal González de Mendoza quien creó el primer Tribunal en el año 1478,  en Guadalajara y el brasero se puso junto a la ermita de Santa Olalla y esta sería la primera Inquisición de Castilla. Y si bien esto no se puede confirmar que sea exacto si se puede decir que en 1483, ya decía que la Inquisición estaba asentada en las casas de Pedro de Alarcos, teniendo el brasero en el sitio que decía Nuñez de Castro.


La desaparecida Casa del Corregidor en la calle Libertad de Ciudad Real, fue la Casa de la Inquisición.
Puerta de la Sinagoga de Ciudad Real
Hoy en día ya sabemos que el primer Tribunal inquisitorial estuvo en Ciudad Real, ya que los conversos de Toledo hicieron presión mientras pudieron para que no estuviera en la ciudad. Así que tenemos que Pedro Díaz de Costana, canónigo de Burgos y Francisco Sánchez de la Fuente, canónigo y provisor de la diócesis de Zamora fueron los inquisidores que actuaron en el Campo de Calatrava y en el Arzobispado de Toledo. Las casas de la Inquisición estaban en la calle Libertad (antes llamada de la Inquisición) . Y en estos autos podemos leer que los dos primeros procesados fueron un matrimonio, Sancho y su esposa Ana Díaz, los cuales reunían en su casa a los judaizantes para observar las estrellas.


«judaysaron e heretizaron guardando la ley de Muysén... comiendo e fisieron comer a los de su casa pan cence-ño en las pascuas de los judíos... comían carne muerta en cerimonya judayca... ny comían de los pescados vedados de la dicha ley de Muysén, todo en forma judayca e a modo de judíos, siguiendo sus pisadas».

Mucha gente ignora que con ese crimen contra el patrimonio ejercido en Ciudad Real en nombre del progreso, la pobreza y la incultura  no sólo cayó su muralla, sino una de las juderías más importantes de Castilla la Mancha con más de dos mil judíos. Y aún hace unos años aparecían "pequeños tesoros" escondidos por los judíos en su judería, de la que formaban calles como Lirio, Paloma, Palma. Mismamente en el Museo Provincial de Ciudad Real se puede ver una puerta de una Sinagoga. 

 El Rabí Alvar García, vivía en pleno centro de Ciudad Real, en la Plaza Mayor, justamente la casa donde hoy está ese reloj homenaje al Quijote. Pero prosiguiendo con el tema, once fueron los autos de fe que se realizaron en un campo próximo a la puerta de la Mata, donde fueron procesadas unas 200 personas y relajadas más de 50. El 15 de junio de 1485, el Tribunal se aposenta en Toledo y aquí comienza nuestro paseo por el Toledo inquisitorial.

La luna brilla, las calles están silenciosas y nuestros pasos retumban en el silencio.

Nuestra primera parada es San Juan de la Penitencia, y es que parece que la clientela en Ciudad Real se les ha quedado pequeña y Toledo con tanto converso y noble con ansias carnales, promete bastante como lugar para dar ejemplo. Se aposentan en una casa alquilada al contador mayor de Enrique IV,  Diego Arias Dávila que vendió al regidor de Toledo ,Gonzalo de Pantoja por 200.000 maravedíes. Las casas colindaban con el ábside de San Justo. Ya en 1511, Cisneros empieza a comprar casas y construye el monasterio que funda en el año 1512 y el colegio de Doncellas. Así que los inquisidores, estuvieron en esta lugar durante 28 años, haciendo de las suyas.
San Juan de la Penitencia


Las primeras redadas inquisitoriales en Toledo, fueron en masa, y el Tribunal, trabajaba de día y de noche para ejecutar sentencias con caracter inmediato. El Santo Oficio buscaba la pureza de la fe, y las multas pagaron la conquista de Granada, gracias a los juicios contra los conversos. 

El siguiente hito de nuestro recorrido lo encontramos en la Posada de la Hermandad de los Montes de Toledo, que fue utilizada como cárcel inquisitorial.

Desde aquí podemos seguir nuestro paseo hasta el cobertizo del Pozo Amargo, lugar donde encontramos junto a la Calle del Diablo y el Callejon del Infierno, las brujas de la ciudad... las futuribles víctimas de esa Inquisición. Dejaremos algunos de los casos más sonados como el de la monja que levitaba y que las hermanas del convento tuvieron que crear un cazamariposas para atraparla para otro día o las echadoras de judias, o la bruja que provocó que el infierno se abriera en mitad de Toledo por sus fechorías para otro día.

Convento de Santa Isabel
Seguimos nuestro caminar hasta encontrarnos con el Convento de Santa Isabel, dicho convento cuenta en su historia con un párroco que en el siglo XVI fue acusado de "solicitante", o sea que este buen hombre absolvía de los pecados, tirandose a las feligresas, y bien que se las tiraba, porque cuando fue llevado ante la Inquisición, había en su haber ya  15 feligresas preñadas.

Esto nos lleva a explicar que la Inquisición no sólo ajusticiaba a brujas y tipos que imitan a Gandalf, sino que también se metían en asuntos carnales, como la sodomía, la zoofilia, la poligamia y las relaciones habidas fuera de matrimonio. Vamos que un fogoso macho iberico requería de amores, por sus picorcillos primaverales, a la moza  de buen ver del lugar sin haberse casado, alegando que la maciza se lo iba a pasar pipa... Que si el calorcito es muy rico, y  te va a dar gustirritín, que eso de estar pura y casta cual ramo de azahar de una novia es una chorrada. En fin, que con esfuerzo consume la coyunda, la niñá se arrepentía, se iba al cura a confesar... y este convencía a la inocente criatura de que denunciara al seductor a la Inquisición. Así que tu enamorada te ponía en manos del Santo Oficio, que alegando que habías puesto en duda de que el fornicio entre solteros no es pecado, te juzgaba. Y tras una noche intensa para hacerte confesar, al pobre mancebo se le encogían las ideas por una temporada, de la paliza inquisitorial y otras barbaridades de escarnio público, además del multazo por unos simples retozones en el pajar con aquella moza. La España Negra... negra y reprimida.

Proseguimos en la noche, la huella inquisitorial y nos damos de bruces con la Plaza Juego de Pelota. En ella estaba la segunda Casa de la Inquisición, que compran a un judío converso.

Seguimos caminando y nos encontramos con uno de los casos más raros que dejó al Santo Oficio sin respuesta. En la calle de San Miguel de los Ángeles, existía un convento con dicho nombre, seguramente de origen franciscano. En el año 1630, ingresa San Francisco de la Santísima Trinidad, el cual tenía la facilidad de contactar con las almas de los fallecidos.

Este monje convertía la comunión en un espectáculo, ya que cuando comulgaba se le hinchaba el paladar, de forma burlesca se reía, revolcaba, y maldecía con voces extrañas. Otras veces en vez de muertos se le aparecían santos y quedaba en extasis, habiendo testigos de sus levitaciones por el corredor del convento. El Santo Oficio, no supo que decir, si el pobre hombre tenía problemas psiquicos, era un santo o un endemoniado, así que suspendieron la causa por falta de datos.

Ya en San Pedro Mártir, actual sede de la UCLM, tenemos el convento desde el que salía la procesión inquisitorial haciendo el recorrido del Corpus.
El impresionante claustro renacentista del convento dominico de San Pedro Mártir

Un auto de fe,  era la victoria de la clerocracia por encima del rey, nobles, ricos y burgueses. El auto de fe era una proclamación urbi et orbe de las sagradas decisiones del Tribunal y exigía publicidad, difusión de acto social, al que se debía asistir como acto de testimonio evangélico. Los actos de fe para ello se realizaban dentro de las fiestas mundanas, fiestas locales, o con motivo del nacimiento de un príncipe, bodas reales, etc. no podía faltar un buen espectáculo inquisitorial que amenizara las fiestas con la quema de unos cuantos herejes.

Plaza de Zocodover, con el Arco de la Sangre al fondo.

Todos los participantes en el juicio inquisitorial, se iban a la Plaza Mayor ( en este caso Zocodover) se consagraba el cadalso, se ponía todo el escenario pomposo para que los nobles, cortesanos desde sus balcones en primera fila vieran el espectáculo, de la lectura de penas, tras el sermón inicial. Desde el convento más cercano generalmente de Predicadores, salía la Cruz Verde, es decir el emblema de la Inquisición, la Cruz flanqueada por una espada y un ramo de olivo. Un cortejo de frailes oraba, y la concurrencia para no ser meros espectadores sino buenos cristianos pues llevaban troncos y sarmientos. Y así desde las siete de la mañana al anochecer entre oraciones y sermones interminables que se repetían.


La penúltima casa de la Inquisición, es la Iglesia de San Vicente, donde se instalan en el año 1561, según aparece en documentos el Dr. Diego Rámirez, inquisidor, precursor del proceso contra el cardenal Carvanza. Engloba la Iglesia y la entrada por la calle Lorenzana, teniendo ventanas a la calle Tendillas.


Y por fin, la última Casa de la Inquisición, estuvo en lo que hoy es  Hacienda, hasta el año 1834...

La Inquisición no desapareció del todo,  y aún existe bajo el nombre de la Congregación para la Doctrina de la Fé.

Ah, como se que ese Ciudad Real judío, del que ya hablaré despacio es muy desconocido, me despido con este azulejo de su sinagoga:




sábado, 8 de noviembre de 2014

Algunas claves sobre la ciudad de Toledo

La ciudad de Toledo es grandiosa, por su Historia y por sus monumentos. Pero si nos atenemos sólo a los datos científicos y menospreciamos el mensaje esoterico y heterodoxo que la ciudad esconde tras sus muros. Si no hacemos una doble lectura de aquello que veamos, o cerramos los ojos a los símbolos y nuestra intuición. Habremos perdido la oportunidad de darnos de frente con lo mágico y el Misterio.

Sirva esto como preámbulo e invitación para veros alguna noche recorriendo las calles de Toledo de la mano del algún caballero templario que os susurre a la luz de la luna, aquello que las piedras guardan sólo para aquellos que están preparados para oir.

TOLEDO: LUGAR DE PODER

El nombre de Líneas ley se debe a un arqueólogo aficionado, llamado Alfred Watkins, quien publicó su libro "Old Straight Track brought" en 1921. Desde entonces, estas supuestas líneas llamarían la atención de diferentes grupos, entre ellos el Cristianismo Evangélico de corte carismático pentecostal, que creen en ellas como herramienta de Mapeo espiritual en lo que denominan Guerra Espiritual o Batalla Espiritual.

Entre las teorías sobre el posible origen de estas supuestas fuentes o puntos focales (vortex point) se cuentan la arquitectónica y la de la Geometría sagrada, entre otras. Es verdaderamente sobrecogedor ver como coinciden en un mapa, megalitos, iglesias, catedrales, ciudades sagradas y herméticas, con puntos donde se puede analizar cientificamente la presencia de energías teluricas ( corrientes de agua, electromagnéticas, y radiactivas).

 La Península fue meta de muchas culturas con rutas sagradas como el Camino de Santiago, la Ruta Tau, etc., y dentro de la Península en su corazón en un cruce de líneas Ley, encontramos Toledo.

Los druidas creían que las energías telúricas, o lineas dragón, cruzaban los cielos y el interior de la tierra, creando cauces energéticos en determinados lugares que los convertían en sagrados. Esos lugares mágicos, privilegiados eran los lugares de poder que marcaban con menhires, o dólmenes. Poco a poco, los lugares marcados se convertían en lugares ceremoniales y de peregrinación,  pues gracias a esas manifestaciones energéticas de la Madre Tierra, la diosa Dana,  bendecía a los hombres y al planeta con la fertilidad que permitía la vida. Era en estos lugares donde se cruzaban lineas Ley, donde la Diosa se manifestaba, así como el dragón cosmico,  Balain, quien tras nacer del Huevo desplegaba la Vida. Los druidas, se creían hijos del dragón (serpiente cosmica) y acudían a estos lugares a recargarse fisica y espiritualmente. En estos lugares de poder se facilita  si uno está con la predisposición de una mente en calma, la trascendencia. El hombre se abre a su dimensión espiritual, son como puertas o antenas al Cosmos y sus energías. Lo curioso es que esta creencia celta, es llamada de mil formas distintas, y por ejemplo, ahí tenemos el  fen-shui en Oriente,  que localizaba esos lugares, y si uno observa los mapas de las lineas de energía del planeta comprobará que todos los lugares sagrados para el ser humano están en ellas.

TOLEDO: AXIS MUNDI Y CORAZÓN DE ESPAÑA

España y Portugal, están atravesados por varias de esas lineas de energía, incluido el famoso paralelo 42. Juan García Atienza, en su "Guía de la España Mágica" dijo lo siguiente sobre este paralelo: «Es la línea sobre la que, en cierto modo, se han creado los grandes movimientos religiosos de la Humanidad, desde el cristianismo -Roma está sobre esa línea- hasta el taoísmo. Sobre el paralelo 42 se encuentran Armenia y el monte Ararat. Sobre la misma línea están los montes Kuen Lun y el desierto del Gobi, los montes sagrados de la Hélade y la zona donde los mongoles y los tibetanos sitúan el Agharta». En  la Península se podría incluir lugares de Burgos, Soria, Zamora, Palencia, Valladolid y León, en ese paralelo. Algunas de las leyendas que dieron sentido a eso que llamamos España, y las fiestas más genuinas se dan cita en ese paralelo. Lugares como Agreda, San Pedro Manrique, Quintanilla de las Viñas, San Pedro de Arlanza, Santo Domingo de Silos, San Juan de Baños, la Puebla de Sanabria (el lago), la cripta de San Antolin en Palencia... 
En el norte tenemos el Camino de Santiago, en otra de las arterias principales energéticas... etc., etc., sin duda la Peninsula es un territorio sagrado.

Pues bien en ese territorio sagrado, en el centro está Toledo.

Don Pedro Alcocer, en 1554, en su obra "La Hystoria, o descripción de la Imperial Cibdad de Toledo", nos dice de Toledo:

"Cuyo sitio es muy conjunto al medio o centro de las Españas, casi igualmente distante de su circunferencia. En las cuales(las Españas) hace semejantes efectos que el corazón en el cuerpo humano, al cual la Natura, puso casi en medio de él, dotándole de grandes y magníficos privilegios, poniendo en él la fuente de la vida y el principio de los otros miembros".

Como bien dijo Atienza, el historiador toledano por si mismo o por tradición acaba de definirnos Toledo como "Centro del Mundo", de donde surge el árbol simbólico de todos los saberes. Toledo es un Axis Mundi.

Y más adelante Alcocer, nos dirá que fue Ptolomeo el que dice que Toledo está bajo la influencia de Virgo. Es decir, Toledo es además una ciudad hermética, pues comparte Mercurio como regente, con Atenas, Tolouse, Paris, etc. Con Tolouse, incluso esa raíz "tholus", o bóveda celeste.

TOLEDO: ESCUELA DE MAGIA

Eloy Benito Ruano, en 1995 en el libro "A Toledo los Diablos",  hizo alusión a una cita de Helinando (monje Ciscerciense flamenco francés del s. XIII de la Abadía de Froidmont , Beauvois), que decía textualmente: “Los escolares van a Paris a estudiar artes liberales, a Bolonia los códigos, a Salerno los medicamentos, a Toledo los Diablos… y a ninguna parte las buenas costumbres”. Tal afirmación parece corroborar ese pasado misterioso, oculto y hasta siniestro de Toledo, ligado al conocimiento más allá de lo convencional y permitido.

Pero ¿cuando surge esa idea que une lo mágico con Toledo? Desde tiempos inmemoriales, desde que Toledo es Toledo. No hay una leyenda o mito fundacional ( tenemos varios) que no tenga la magia como trasfondo.

El mito más conocido es el que nos habla de la fundación de Toledo por Hércules Ogmico. En el se nos dice que la ciudad nace porque Hercules, semidios griego, en el transcurrir de sus viajes no sólo acumuló riquezas materiales sino conocimiento y el tesoro material y su sabiduría, las depositó en una inmensa caverna que encontró en el corazón de la Península. Esa caverna, sería el subsuelo del casco toledano. Como buen tesoro , fue custodiado por una serpiente gigantesca. La leyenda fundacional continua, según Alcocer, cuando Ferecio, mago y nigromante, con sus artes amansa a la serpiente y se hace con los secretos y sabiduría de Hércules. Tras ello creará una Escuela de Magia, a la que acudirán discipulos para ser enseñados en el Supremo Conocimiento, y así es como nacerá la ciudad. Pero viendo que la Magia y la Sabiduría podían ser alcanzadas por medios no licitos, sellaron la cueva que contenía los secretos del conocimiento.

Y así tenemos pequeñas claves en el mito, que nos dicen que es en ese espacio concreto y definido, donde se oculta el conocimiento en el subsuelo toledano. Y que ya desde tiempos inmemoriales hay una Escuela de Magia ubicada en un espacio concreto donde confluyen las energias teluricas ( del subsuelo) y la bóveda (Tholus) del Cielo. No olvidemos que Toledo es una montaña, un lugar alto, donde hay siete promontorios que representan a los planetas, tal y como ocurre en Jerusalén o Roma.

Pero ¿Quien puede llegar al conocimiento en Toledo? Sólo aquellos que vencen a la serpiente, al Mal de su Espíritu.   Pero la serpiente tambien es el dragon de las energías, sólo aquellos que comulguen la serpiente de su columna, la kundalini con las corrientes que surcan la ciudad, sabrán leer el mapa de ese Toledo invisible a los ojos profanos.

Pero existen más mitos fundacionales, y hay incluso el que explica como Pirro, un rey ibero, apoyó a Nabucodonosor a conquistar Jerusalén y en agradecimiento se enviaron tesoros y muchos esclavos judios, según contaban los judios toledanos, muchos de ellos se asentaron allí, y allí crearon el primer templo fuera de Israel, que con el tiempo se convertiría en la primera  y única sinagoga con arena traída  desde Jerusalén. Hablamos de Santa María la Blanca. De esta forma los judíos en la diáspora reconocían que en Sefarad, se encontraba la Segunda Jerusalén. Y ahí tenemos que casualmente los pueblos cercanos a Toledo, reproducen nombres de ciudades israelitas, y la propia naturaleza, hace que se hermanen ambas ciudades. Pues nadie que haya visitado Tierra Santa, puede escapar del embrujo de creer que está a las puertas de Jerusalén cuando llega a Toledo.

Los judios y los musulmanes que vivieron en Tulaytula, acrecentaron con sus trabajos sobre Astrología, Alquimia, Cábala, Física , Matemáticas, Geometría, el caracter mágico y de lugar de conocimiento de la ciudad. El tiempo transcurre y con los cristianos llega la Escuela de Traductores de Toledo, a la que por desgracia no se le da importancia que realmente posee. Pues el Renacimiento europeo, no comienza en Florencia... sino en ese Toledo, mucho antes cuando todos los libros de Aristoteles, Platón, todos los clásicos y las nuevas obras de sabios árabes y judíos...se traducen del árabe y hebreo al latín,  y su sapiencia vuelve a Occidente.

Pero no acaban aquí los detalles, que nos hablan de un Axis Mundi, y no uno cualquiera, sino uno de los cinco más potentes del mundo. 

Los visigodos tienen augures y cuando se hacen con el tesoro hebreo en Roma, en su deambular por Ravena, Tolouse, Narbona, Barcelona, acaban llegando a Toledo y allí se asientan definitivamente y la hacen capital de su Reino. Y así es como Toledo se asocia a los tesoros del Templo de Jerusalén, la Menorah, el Arca de la Alianza y la misteriosa Mesa de Salomón. 

Más claves... pues que Toledo se relaciona con  los tesoros de  Salomon en las Mil y una Noches,  y  tanbien sale  citada en el Parsifal, de Wolfram von Eschenbach, quedando tambien su nombre unido a el Grial.

Resumiendo no hay un tesoro  mitico y sagrado de Occidente que de una forma u otra no esté asociado a Toledo. Y en Toledo se pierde su pista... 

Como muy bien explicaba Juan G. Atienza, si Santiago de Compostela es la ciudad sagrada con los secretos que llegaron de ultramar, la guardiana del Finisterre. Córdoba es la señora del sufismo heterodoxo, el lugar donde nace esta corriente. Gerona es la sede y centro de la Cábala que nació en Occitania. Salamanca es el centro del esoterismo renacentista, y Granada donde convergen los conocimientos musulmanes y judíos con la cultura del Argar y los gitanos. Tenemos que Toledo es un "todo", un espejo, pues no hay simbolo o leyenda esoterica de Occidente que no tenga reflejo en alguna historia o leyenda toledana. 

Toledo, guarda, custodia, refleja y absorve todo lo sagrado de Occidente, todo lo simbolico, todo el Conocimiento. Quien sabe leer la lengua de los pájaros, encuentra en Toledo las claves del saber que ocultaron en una cueva los discipulos de aquel mago y de Hércules.


De esta forma no ha habido un sabio en España, que al igual que Mario Roso de Luna, no se haya puesta una capucha, encendido un candil y haya deambulado por el Toledo subterráneo, y así llegamos a encontrar incluso a Buñuel, Dalí,Lorca, Luisa González, etc, buscando la Mesa de Salomón en sus tiempos de estudiantes. 



Y el propio Roso de Luna, dirá:
" A Toledo  le trajeron desde las estrellas para dejarlo caer en las orillas del Tajo (...) “…la casa toledana de la eterna magia, en cuyos subterráneos, el sapientísimo hermano del rey don Enrique, astrólogo, alquimista y brujo, continuó la tradición cabalística y donde desde muchos siglos antes de Yahia, el rey moro, traicionado por Alfonso VI se reunían secretamente los discípulos del Arte Real y de la Tradición de Oriente”.

Don Mario seguirá diciendo que  la llave del Gran Secreto de la raza  judía está en Toledo."... nuestras criptas de Magia, donde se iniciaron tantos sabios que ya no existen” “Magia Cabalística, heredera directa de la que Tubaal…..” “ La dinastía de nuestra prosapia ocultista no se ha interrumpido jamás y es más venerable que la misma dinastía de reyes”.

En un artículo de El Pais, dejó caer lo siguiente el gran José María de Areilza:


"Toledo, la ciudad de los cien secretos, se erguía con su silueta monumental a través de los ventanales de nuestra sala de diálogos. Los concurrentes a la tertulia recorrieron los vericuetos más íntimos de la urbe y fueron agasajados por las autoridades toledanas. Todavía les quedó por recibir el postrer recuerdo: una espléndida colección de 212 fotografiasen color, únicas en su belleza esotérica, debidas a Antonio Pareja y Claudio Villasante. Y con ellas un prólogo-ensayo de Luis Racionero, profundo, lúcido, desenfadado, certero, titulado Las claves de Toledo. Unas páginas en las que lo intuitivo revela tesoros ocultos en ese subsuelo invisible horadado por tantos siglos de culturas superpuestas: las claves de Toledo. Acaso pendientes todavía de total esclarecimiento. Se ha dicho siempre que hay innúmeras cuevas enterradas bajo los grandes edificios y los lugares que ocuparon en el pasado sinagogas, mezquitas y templos cristianos. ¿No se hallarán un día sorprendentes hallazgos excavando en la peñascosa meseta?"

Y con estas palabras, comenzamos una serie de articulos sobre ese Toledo y algunas pistas a tener en cuenta que hay en sus calles.

( Y pido paciencia por las faltas ortográficas, pero llevo dos meses escribiendo este blog desde el móvil, y es verdaderamente dificil, escribir un texto coherentemente y corregirlo)