lunes, 9 de mayo de 2016

El Románico por Tierras de Pan Llevar ( Introducción) 2ª parte.


        El arte románico se desarrolla en la Alta Edad Media, que abarca el periodo comprendido entre el siglo V y el XII. Concretamente la época románica se corresponde con  el periodo que abarca desde el año 1000 a finales del siglo XIII y en ella se dan el cisma entre la Iglesia Ortodoxa y la Católica del año 1054, y el comienzo de la Primera Cruzada en el año 1095. Y es una época que pese a ciertas hambrunas periódica tuvo un gran desarrollo económico, social y cultural, donde el Camino de Santiago se convertirá en el eje vertebrador de un ideario y conciencia europea.


         En torno al año 1000, hay inventos y mejoras que comienzan a revolucionar la agricultura principalmente en las cercanías de conventos benedictinos, como son los enganches para los bueyes y mulas, las herradura, el arado con ruedas y vertedera, y la aplicación de la fuerza hidráulica y del viento para mover molinos, los utensilios de hierro  sustituyen los de madera y comienzan a ganarse tierras a los bosques para cultivar, mejorando los cultivos y drenando marismas. Es por ello que hay una expansión demográficas y económica a finales del siglo IX. Aun así Europa seguirá siendo asolada por terribles hambrunas hasta el siglo XIV, en la que la peste terminará  con más de un tercio de la población europea.


 La sociedad se divide en tres estamentos, el monacal o eclesiástico, el feudal, nobles (el feudo, es un contrato por el cual, un señor entrega tierras a un vasallo que las cuidará y explotará a cambio de guardar fidelidad al donante); el urbano o burgueses o campesinado; Otra división muy popular nos habla de los oratores (los que rezan), los que luchan (bellatores) y los que trabajan ( laboratores). Que dedican su tiempo a lo trascendente, romántico y lo materialista, esquema indoeuropeo influenciado por el pensamiento platónico.


     La sociedad es teocéntrica, en la que prevalece lo espiritual sobre lo temporal.


     Dice Huizinga: «No hay cosa en la Edad Media ni acción que no sean puestas continuamente en relación con Cristo y la fe. Todo se dirige a una interpretación religiosa de todas las cosas».

El Papa tiene una primacía absoluta:


-tiene la facultad de deponer emperadores

-puede desligar del juramento de fidelidad prestado a los injustos

-solo él puede nombrar, deponer, y absolver a los obispos

- no puede ser juzgado por nadie.

-todo Sínodo General debe ser dirigido por él.


         Las autoridades eclesiásticas dirán:


         La filosofía debe servir a la teología. El Estado debe servir a la Iglesia. El emperador debe servir al Papa.


         Debido a esta prevalencia papal habrá conflictos y enfrentamientos con reyes y emperadores. Tenemos como ejemplo  el enfrentamiento entre Enrique IV, emperador alemán y el Papa Gregorio VII, en la llamada «querella de las investiduras». El teocentrismo empezará a caer en el siglo XIV y con él, se irán separando las cosas terrenales de las divinas.

         La expresión «arte románico», se utiliza por primera vez en 1818 por los eruditos normandos Charles de de Gerville y Auguste le Prevost. Resaltando el carácter latino, su vinculación a las lenguas romances y como heredero del arte romano.


         Los fundamentos estéticos del románico serían los siguientes:


-Lo bello conduce a Dios

-La presencia del misterio, lo místico, lo maravilloso del símbolo

-Debate permanente entre el Bien y el Mal

-Interés preferente en la expresión anímica

-Sustrato filosófico platónico-agustiniano más que del aristotélico tomista.

- No hay desconocimiento o desprecio hacia la estética clásica precristiana.

-Hay influencias de las polémicas iconoclastas.

-Hay una relación ascética del artista con su obra.


         La obra románica está adaptada al canón establecido por la jerarquía eclesiástica. El románico pretende transmitir a través de símbolos la totalidad del mensaje cristiano, lo patente y lo oculto, lo inefable, lo indecible, recurriendo a tres manifestaciones de la belleza:


- la belleza visual (estética)

-La belleza espiritual en el alma que contempla (fervor)

-La belleza luminosa de Dios a quien se invoca (teofanía)

         
 El románico español cobran gran importancia las «iglesias de Peregrinación», por el Camino de Santiago. Muy importantes son también las iglesias rurales de repoblación, pequeñas y sobrias. Y dentro de las aportaciones de España al románico encontramos el románico de ladrillo de influencia musulmana. Así como los pórticos en las entradas de las iglesias. La escultura, al igual que en Francia se centra en lo demoníaco más que en lo beatifico dentro de la Lucha del Bien y del Mal El principal monumento románico español es sin duda la Catedral de Santiago , en escultura su Pórtico de la Gloria y en pintura el Panteón de San Isidoro de León.  Y se puede decir que nuestro románico encuentra sus principales edificios al norte del Duero, aunque reciben influencias árabes de al Ándalus. Tenemos diversas escuelas en Aragón, Cataluña, Castilla, León y  Galicia...


         Y como he dicho nuestro románico es sobre todo rural y de repoblación lo cual produce unas obras de ejecución «urgente».


         Aunque las galerías porticadas aparecen antes del románico en otros países es muy característico de España como las incluye con fuerza desde finales del siglo XI. Se utilizaron para fiestas sagradas y civiles, reuniones, cobijo de peregrinos o enterramientos. Las mejores las encontramos en Guadalajara, Soria, ´Burgos, Navarra, Segovia, Ávila, Rioja... Todo apunta a que la primera fue la Iglesia de San Miguel de San Esteban de Gormaz en Soria.


         Aunque el románico de ladrillo se encuentra en otros países es sin duda en España donde se realizan las principales obras maestras, y aunque sus formas y volúmenes respetan el románico pierde la importante función simbólica y catequética de capiteles, tímpanos, etc.  Lo mejor de este románico lo encontramos en Castilla, León y Aragón, siendo el posible nacimiento de esta modalidad Sahagún (León) en el siglo XII.

Iglesia de San Tirso, Sahagún (León)